Función del Tapón de Radiador

Será la función del tapón únicamente evitar que el líquido se salga? la verdad que no. Entonces ¿para qué está el tapón? Para contestar esta pregunta, empecemos por conocer cómo funciona el sistema de enfriamiento del motor. Cuando el motor arranca, la bomba de agua…

automáticamente empieza a enviar el líquido al motor, circulando por todos los pasajes internos, con la finalidad de absorber calor, el termostato, en estos momentos, debe estar en posición cerrada para permitir que el motor llegue a su temperatura de trabajo lo más rápido posible. Ya que la temperatura del líquido llega a la temperatura de calibración del termostato (momento en que el motor empieza a sobrepasar su temperatura de trabajo), el termostato se abre permitiendo entrada de agua más fría para regular la temperatura del motor, así mismo el agua caliente se enfría por el paso del radiador.

Inicie un proceso de evaporación. Es ahí en donde un buen tapón de radiador entra a funcionar. Con el calentamiento del líquido se empieza a elevar la presión dentro del sistema. Un buen tapón de radiador debe permitir que la presión del sistema se eleve hasta cierto punto. Este aumento de presión se realiza para permitir que el líquido pueda soportar más temperatura (2°C más por PSI) antes de evaporarse. Pero el sistema no debe permitir que la presión se exceda, por ello el tapón debe tener una válvula que libere la presión por arriba del valor de calibración. Esto lo hace permitiendo que parte del líquido salga y llegue al depósito de recuperación, liberando la presión del sistema (FIG. 1).

Cuando por distintas causas, aumento de velocidad, bajando una pendiente, etc. el líquido se enfría rápidamente ocasiona que la presión se reduzca, esto cierra la válvula de alivio, pero el sistema se puede quedar con menos líquido. En ese momento se genera un vacío en el sistema permitiendo que otra válvula dentro del tapón permita el retorno del líquido procedente del depósito de recuparación, nivelando los niveles de líquido dentro del sistema (FIG. 1).

Consecuencias de un tapón en mal estado

La consecuencia principal de un tapón en mal estado es el sobrecalentamiento, este se da por la pérdida del líquido, disminución de presión del sistema, el cual origina evaporación del líquido ha menor temperatura, reduciendo la cantidad de líquido disponible para el enfriamiento.

Causas de daño al tapón de radiador

La causa principal que origina que el tapón de radiador se dañe es el uso de agua cómo único líquido enfriador, el agregar líquidos antioxidantes al agua no evita este problema. La única forma de evitar daños al tapón por oxidación es utilizando un verdadero coolant, con una mezcla de 50% de Ethylene Glycol y 50% de agua.

Seleccion correcta del tapón

Para seleccionar un tapón de radiador, además de seleccionar una marca reconocida (no todas las marcas pasan las pruebas de soporte y liberación de presión, tema que trataremos en la próxima edición), debemos colocar el tapón que asiente adecuadamente en la boca del radiador, existen varios diámetros de tapón, (FIG. 2 y 3), así mismo debemos escoger el tapón con la presión de liberación adecuada al sistema. Si escogemos uno con mayor presión corremos el riesgo que los elementos del sistema se dañan por sobrepresurización, y si escogemos de menor presión, corremos el riesgo de que el líquido no absorba el calor necesario del motor y se genere un sobrecalentamiento.

Leave a Reply